Beneficios e inconvenientes de la siesta

Sin duda, la siesta es uno de los grandes placeres de la vida. Y es lógico pensar que resulte recomendable en todos los sentidos, especialmente por sus propiedades y beneficios, pero no parece que esté tan claro para algunos. 

La siesta es considerada como uno de esos pequeños placeres de la vida, especialmente recomendable en todos los sentidos por sus claros beneficios para la salud de las personas que la “practican”, y como cualquier oportunidad de descanso, es un descanso muy ansiado por quienes sufren problemas de sueño, como el Síndrome de Piernas Inquietas. Pero aún sobre ella planean una serie de dudas y preguntas interesantes que son buenas tener en cuenta.

Beneficios de la siesta:

  • Alivia tensiones, además de relajar.
  • Ayuda a descansar y a despejar la mente.
  • Aumenta la capacidad creativa, la intuición, la imaginación, y la propia capacidad de resolver problemas.
  • Previene el envejecimiento y alarga la vida, dado que, según algunos estudios, su efecto reparador es capaz de combatir los radicales libres.
  • Es bueno para mantener una belleza sana y natural, puesto que nos ayuda a reflejar luminosidad y frescor.
  • También es positiva para mantener una buena salud psíquica, especialmente porque nos ayuda a mantenernos positivos y a tener buen humor.
  • Reduce el riesgo de infarto
  • Aumenta el rendimiento, eliminando la fatiga tanto física como mental.
  • Combate la ansiedad y el estrés.
  • Provoca una sensación de bienestar.

Inconvenientes de la siesta:

  • Ralentiza el organismo. Es decir, comer, ya sea ligero o no, y acto seguido tumbarse en la cama o en el sofá, aunque sea por un corto período de tiempo, dificulta el momento de hacer la digestión, por lo que contribuye a que los alimentos no hagan su función en el organismo, y por tanto, las grasas te engorden. El tiempo de reposo hace que no te muevas durante ese rato, y el cuerpo sea sedentario.
  • Muchos expertos lo consideran una costumbre antieuropea. Nadie salvo nosotros tenemos horarios de trabajo ‘partido’, y dormir antes de volver al trabajo puede hacer que la somnolencia permanezca durante toda la tarde.
  • Además, puede restarle sueño a la verdadera hora de dormir, que es por la noche. Si abusamos del tiempo de siesta, puede que nos cueste descansar cuando al día siguiente comience el nuevo día.

 

By |2018-10-17T09:07:38+00:00mayo 19th, 2016|Sobre el SPI|Sin comentarios

About the Author:

En este blog podrás conocer y compartir información sobre el Síndrome de Piernas Inquietas para que la vida de muchas personas pueda ser mejor.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.