PREGUNTAS FRECUENTES2017-03-05T13:37:07+00:00

conoce-spiConoce
El SPI

SOLO ASÍ PODREMOS DESTAPAR LA ENFERMEDAD

El Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) es un gran desconocido. A muchas personas les suena el nombre pero no saben muy bien qué es. Otras, ni siquiera han oído a hablar del SPI. Por eso, hay quien lo padece pero no lo sabe. En esta sección te contamos todo lo que tienes que saber sobre el SPI.

icono_que_es icono_afecta icono_diagnostico icono_tratar icono_preguntas
¿QUÉ ES? ¿A QUIÉN AFECTA? ¿CÓMO SE DIAGNOSTICA? ¿CÓMO SE TRATA? PREGUNTAS FRECUENTES

PREGUNTAS FRECUENTES

¿CÓMO ME AFECTARÁ EL SPI?

El SPI afecta de forma distinta a cada persona. Puede que los síntomas se manifiesten sobre todo en las últimas horas de la tarde y por la noche, pero también es posible que los sufras durante el día. Su intensidad puede ser leve, lo que significa que sólo experimentas los síntomas de vez en cuando, o más grave. En ese caso los síntomas pueden producirse varias veces a la semana o con mayor frecuencia, lo que puede influir mucho en tu sueño y en tu vida cotidiana.

Si experimentas síntomas por la noche, es posible que te resulte difícil conciliar y mantener el sueño, y esta falta de sueño puede hacer que te sientas cansado durante el día y te resulte difícil concentrarte.

Si experimentas los síntomas durante el día, es posible que te resulte difícil mantenerte quieto durante largos periodos de tiempo, por ejemplo durante viajes largos en coche, en el cine o el teatro, en reuniones prolongadas en el trabajo o conferencias, o durante vuelos de larga distancia. Todos estos problemas pueden influir en tu trabajo, tus relaciones y la vida cotidiana.

¿PUEDO TENER SÍNTOMAS DE SPI TODOS LOS DÍAS?

El Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) puede causarte síntomas todos los días, pero puede que sólo experimentes síntomas de vez en cuando o unas cuantas veces por semana. Los síntomas también pueden ir cambiando con el tiempo.

MI PAREJA ME DICE QUE, CUANDO DUERMO, TENGO SACUDIDAS EN LAS PIERNAS. ¿ES POR EL SPI?

Aproximadamente 8 de cada 10 personas con SPI pueden experimentar también súbitos movimientos incontrolados y periódicos mientras duermen. Estos movimientos se denominan Movimientos Periódicos de las Piernas durante el Sueño (MPPS) y pueden causar más alteraciones del sueño. Muchas personas con MPPS no tienen SPI. Si experimentas súbitos movimientos incontrolados y periódicos de las piernas mientras duermes, debes consultarlo con tu médico.

¿CUÁNTAS PERSONAS PADECEN SPI?

El SPI es un trastorno habitual que padece entre el 3% y el 10% de la población aunque el número de personas afectadas y la gravedad de la enfermedad pueden variar de un país a otro.

El SPI puede afectar a cualquier persona, sea cual sea su edad o sexo, si bien es más frecuente en ancianos y mujeres.

¿HAY UNA PRUEBA ESPECÍFICA PARA EL DIAGNÓSTICO DEL SPI?

No hay una única prueba para diagnosticar el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI), pero hay diversas formas de averiguar si se padece. Tu médico puede preguntarte qué síntomas padeces para determinar si coinciden con los del SPI y revisará tus antecedentes patológicos. También podrá realizarte una exploración física y analíticas para tratar de descartar otras enfermedades que podrían confundirse con el SPI.

Puede que te pidan que permanezcas durante toda la noche en una clínica del sueño para que puedan evaluar las alteraciones en tu sueño, así como la presencia y grado de movimientos periódicos de las piernas durante el sueño (MPPS). En esta clínica, los médicos también podrán determinar otras posibles causas de las alteraciones en tu sueño.

 ¿CUÁL ES LA CAUSA DEL SPI?

 La causa del Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) no está clara, pero es probable que influyan varios factores distintos que pueden estar relacionados entre sí. Algunos casos de SPI están asociados a otras afecciones, como la presencia de un déficit de hierro en la sangre (anemia), el embarazo o una nefropatía avanzada.

¿EL SPI ES HEREDITARIO?

 Con frecuencia, el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) se da en miembros de una misma familia. En la mitad de los casos en los que no hay relación con otras enfermedades, hay antecedentes familiares, lo que sugiere que puede haber una forma hereditaria (genética) de SPI.

HE PADECIDO SPI SÓLO DESDE QUE ME QUEDÉ EMBARAZADA. ¿ES ALGO RARO?

 Una de cada cuatro mujeres embarazadas experimentan SPI durante el embarazo, pero los síntomas suelen desaparecer después del nacimiento del bebé. En algunas mujeres, los síntomas también pueden reaparecer en embarazos posteriores.

 ¿HAY UN TRATAMIENTO CURATIVO PARA EL SPI?

 En la actualidad, no hay una curación para el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI), salvo cuando sus síntomas se asocian a otros procesos, como falta de hierro, embarazo o nefropatía avanzada. También hay personas que pueden ver cómo sus síntomas mejoran o desaparecen completamente durante un periodo de tiempo. Otras utilizan diversas técnicas para tratar de controlar e incluso mejorar sus síntomas.

¿CÓMO SE TRATA EL SPI?

 El Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) afecta de forma distinta a cada persona. Tu médico decidirá si un tratamiento es apropiado dependiendo de tus síntomas. Si experimentas síntomas leves o menos frecuentes, algunos sencillos cambios en tu estilo de vida podrán ayudarte a controlarlos. Si tus síntomas son más graves y los sufres varias veces por semana, puede que necesites fármacos recetados por tu médico, además de cambios en tu estilo de vida. Es importante que hables periódicamente de tus síntomas con tu médico.

¿DEBO TOMAR MI MEDICACIÓN DIARIAMENTE AUN CUANDO NO TENGA SÍNTOMAS TODOS LOS DÍAS?

 Deberás tomar la medicación en la forma indicada por tu médico. En el prospecto contenido en el envase del medicamento podrás leer más información sobre el uso de dicha medicación.

¿TIENEN EFECTOS SECUNDARIOS LOS MEDICAMENTOS PARA EL SPI?

 Todos los medicamentos, incluidos los utilizados para tratar el SPI, tienen algunos efectos secundarios. Podrás hablar de ellos con tu médico una vez establecido el tratamiento. Asegúrate de informar inmediatamente a tu médico si crees que la medicación te está causando efectos no deseados.

¿TENDRÉ QUE TOMAR MEDICAMENTOS PARA EL SPI DURANTE EL RESTO DE MI VIDA?

Muchas personas con SPI continúan experimentando síntomas durante el resto de su vida y, en algunos casos, los síntomas van empeorando con el tiempo. En otros casos, los síntomas del SPI pueden mejorar o desaparecer por completo. Si el SPI está causado por insuficiencia de hierro (poco hierro en la sangre), los síntomas pueden mejorar si recibe tratamiento para aumentar la cantidad de hierro en sangre. Es importante que hables periódicamente de tus síntomas con tu médico, así como de tu respuesta al tratamiento.

Llevar un diario de los síntomas y sus efectos en las actividades diarias puede ayudarte a proporcionar a tu médico información actualizada sobre tu evolución.

 ¿HAY ALGÚN MEDICAMENTO QUE DEBA EVITAR?

Algunos medicamentos, como los utilizados para tratar las náuseas, alergias y resfriados, pueden empeorar los síntomas del SPI. Asegúrate de informar siempre al médico de los medicamentos que estés tomando.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Guía de recursos para las personas con síndrome de piernas inquietas (SPI).   Texto revisado y aprobado por Allen R, Chaudhuri R, Iranzo A, Trenkwalder C.   Apoyo editorial de Oxford PharmaGenesis™ Ltd. Con la colaboración de UCB   Pharma SA

GLOSARIO SPI

Acromelalgia: al SPI se le denomina, además de EWE, acromelalgia.

AESPI: Asociación Española del Síndrome de Piernas Inquietas (SPI).

Agonistas dopaminérgicos: fármacos indicados en primera instancia en el SPI. Actúan simulando la acción de la dopamina.

Disestesias: se denominan así a las sensaciones extrañas en caso de ser irritantes o dolorosas.

Dopamina: neurotransmisor derivado de una sustancia llamada DOPA que actúa en el cerebro.

MPPS: Movimientos Periódicos de las Piernas Durante el Sueño.

Parestesias: se denominan así a las sensaciones extrañas en caso de ser desagradables.

RLS: Restless Legs Syndrome (homónimo en ingles de SPI).

SPI: Síndrome de Piernas Inquietas (SPI).